miércoles, 29 de diciembre de 2010

Robert Pattinson, ni rastro de su dulce juventud


De un tiempo a esta parte, el protagonista de ‘Crepúsculo‘ no necesita casi ni presentación, pero lo cierto es que Robert Pattinson no siempre ha gozado de la popularidad y el acoso mediático al que ahora está sometido. Han transcurrido pocos años, pero Robert Pattinson ha pasado de ser un adolescente relativamente anónimo a uno de los actores más aclamados del mundo. Su interpretación de ‘Edward Cullen‘ y su relación con la actriz Kristen Stewart le han hecho casi olvidar su dulce juventud y sus inicios en el cine, una etapa de la que ya sólo quedan pocas imágenes inéditas.
Su primer papel relativamente importante lo obtuvo en ‘Harry Potter y el Cáliz de Fuego‘ de cuya promoción son estas nuevas fotografías. Un joven y algo tímido Robert Pattinson posaba con su habitual pelo descuidado y con cinco años menos, juventud evidente a juzgar por las imágenes.
El tiempo ha cambiado muchas cosas, y a mayores de su reconocimiento profesional a nivel mundial, lo más significativo de su trayectoria puede ser el haberse enamorado de su compañera de reparto en la saga vampírica, Kristen Stewart, con la que actualmente convive.
A pesar de que su relación parece ir viento en popa, la pareja de moda se encuentra disfrutando de las vacaciones navideñas por separado. Mientras Stewart está con su familia en Los Ángeles, el británico se desplazó hace unos días a su Londres natal, algo que ha despertado todo tipo de rumores y comentarios perniciosos para su romance.
Los rumores apuntan a que el distanciamiento está haciendo que Stewart se refugie en los brazos de otro hombre y es que la pasada Nochebuena, a pesar de estar alejada de su familia y su novio, Kristen Stewart decidió no quedarse sola en casa y salió a dar una vuelta al prestigioso y conocido Soho House, una noche en la que estuvo acompañada por su compañero de reparto en la película ‘On The Road‘, el fornido Garret Hedlund.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Esperas que desesperan! ♥